|Contactar |
 
Disfrutar en la naturaleza es nuestra pasión
 
Fotos de Actividades

Por la Axarquía Malagueña

De Periana al boquete y por las pedanias

Sábado 11 de diciembre de 2010.

La Axarquía, mantiene como herencia de su historia arabe su nombre.  La que mira a la salida del sol: El xarq.

Descripción:

La ruta, tomada de un viejo libro de rutas de la zona, la ampliamos para ver también la zona de los llanos de Zafarraya, con sus sumideros y su llano agrícola.

Quedamos temprano y camino de PEriana,nuestro lugar de inicio y fin de ruta, al pasar por la zona de las pedrizas nos damos cuenta que el viento y el frio parece que serán una constante hoy.

Llegamos a Periana, e iniciamos el montaje de las bicis.

Al poco ya estamos en marcha por las mismas calles de Periana, en fuerte ascenso.

Buscamos lo que será la primera parte del recorrido hasta el Boquete de Ventas, por la pista de lo que fue durante años el tren que desde Málaga subia hasta Ventas de Zafarraya.

Dadas las fuertes pendientes, este tren necesitaba la ayuda de una cremallera para su subida.

Ferrocarriles Suburbanos de Málaga

Esta compañía obtiene bien directamente, o bien por transferencia las concesiones de las tres líneas que se construyeron: Málaga-Vélez-Málaga, Málaga-Coín y Vélez-Málaga-Ventas de Zafarraya. Inicialmente los proyectos fueron mucho más ambiciosos pero por diversas causas no se llevaron a la práctica, fundamentalmente por la primera guerra mundial y ser el capital de la misma Bélgica. Los tramos que constituían estas líneas así como sus desarrollos cronológicos figuran en los cuadros 1, 2, 3 y 4.

De todos estos ferrocarriles, el de Vélez-Málaga a Ventas de Zafarraya, fue el de más difícil construcción, pues debido a la orografía del terreno fue necesaria la instalación de tres tramos de vía con cremallera para salvar las fuertes rampas existentes, fue uno de los tres ferrocarriles españoles, junto con el de Montserrat y Nuria, que contó con cremallera, además del tranvía a la Alhambra, en la ciudad de Granada.

A partir del año 1922, la Compañía de los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga explota una red que supera los 105 kilómetros de longitud, explotación que se realiza con normalidad hasta los años cuarenta en que empiezan a aparecer dificultades económicas como consecuencia de diversos acontecimientos, tanto locales como nacionales e internacionales (Primera Guerra Mundial 1914, guerra de África 1921-22, Guerra Civil 1936-39, etc.), que hacen mella en el desarrollo hasta entonces favorable de estos ferrocarriles.

En el año 1957 como consecuencia de la ley sobre el plan de mejora y ayuda del estado a los ferrocarriles de vía estrecha (ley de 17 de julio de 1953), los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga ponen en servicio tres automotores diesel en la línea de Vélez-Málaga, lo que mejora considerablemente el servicio prestado que se realizaba hasta entonces con locomotoras de vapor y coches de madera muy antiguos. El nuevo servicio es inaugurado el 10 de julio de 1957 con la circulación de un tren especial.

Solo dos años después, y ante la falta de rentabilidad, por decreto 2214 de 10 de diciembre se autoriza el levantamiento de la línea de Vélez-Málaga a Ventas de Zafarraya, cesando el servicio el 12 de mayo de 1960, como anticipo de la clausura de los ferrocarriles de la zona.

El tren camino de Ventas de Zafarraya. Obsérvese el raíl central que servía para el sistema de cremallera, con él se superaban las fuertes pendientes

El trazado es cruzado por "arcos", pequeños puentes que ayudaban al paso del ganado sobre la vía ferrea.

Los primeros kilómetros por la vía del tren es en subida constante, acercándonos al Boquete esta se suaviza un poco.

En toda la subida tenemos vista a las sierras del Co, Caramolos y los tajos de Gomer, el Fraile y Doña Ana [Pulsar la imagen para ampliar]

Más abajo queda el embalse de la Viñuela.

Ya cerca del Boquete, empieza el llaneo.

Conforme nos asomamos a Ventas, el frio y el aire poco a poco hacen acto de presencia.

Entramos por Ventas al llano de Zafarraya, por el supuesto Boquete, el cual no vimos por la espesa niebla y el frio intenso que hacía, nada inusual por otro lado.

Pero que tiene este aspecto:

El Boquete de Zafarraya

El Boquete de Zafarraya es el paso de montaña que marca la transición entre la Axarquía malagueña y la tierra de Alhama; es el accidente geográfico que corta y separa las pantallas rocosas de las sierras de Alhama y Tejeda y abre camino natural entre el Poniente Granadino y el litoral mediterráneo. Tras el Boquete y el asentamiento de Ventas de Zafarraya aparecen los Llanos de Zafarraya, en los que se acomoda el municipio de este nombre dibujando una fértil y bella planicie. Forman un pasillo geológico de una decena de kilómetros, correspondiente a una depresión kárstica.

En Ventas tomamos dirección a Pilas de Algaida para visitar una fuente y de ahí continuar para Almendrales.

El primer tramo lo haremos por carretera, que dada la niebla nos lo tomamos con bastante prisa.

Fuente de Pilas de Algaida.

Visitada, por pista agrícola hasta Almendrales.

Pasado éste, nos asomamos a Los sumideros, que nos dejamos atrás en día que hicimos Loja - Torre de Mar, es por eso que al diseñar la ruta quisimos venir a visitarlos.

El sumidero de mayor tamaño.

Visitado el sumidero, que parecia más un vertedero que otra cosa, ponemos las miras al municipio de Zafarraya, por pista agricola.

Entramos al pueblo y debatimos si tomarnos un bocadillo o no, como sale elegido el no, camino a Ventas para tomar carretera y buscar Periana.

Iglesia de la Inmaculada Concepción. Edificada tras el terremoto de 1884, en la Plaza de la Libertad

Como dato curioso os dejo esto, los daños producidos en estas poblaciones durante el llamado terremoto de Andalucía y como nos trataron de exagerados:

El Terremoto de Andalucía

El Terremoto de Andalucía fue un sismo registrado en la región de Andalucía el 25 de diciembre de 1884, con epicentro en Arenas del Rey, Granada.

El terremoto alcanzó una expansión de 120 x 70 km2, afectando a unos cien núcleos urbanos de Granada y Málaga, siendo Albuñuelas del Valle una de las localidades más afectadas. La población en aquella época era de unos 1640 habitantes, con un total de 489 edificios. Según los datos estadísticos de la época hubo 104 muertos y unos 500 heridos, una gran parte del total, formado por 800 muertos y 1500 heridos.[2]

Dadas comunicaciones existentes en aquella época y la ubicación de los pueblos, hasta el día 27 de ese mes no se conoció con exactitud el daño sufrido. Ese mismo día la Diputación Provincial envió una comisión informativa, la cual recogió lo ocurrido. El día 29 de diciembre, el periódico El Defensor de Granada pidió auxilio en prensa nacional, pero como aún no se había extendido la noticia, la alarma fue interpretada en Madrid, como una exageración andaluza, por lo que la ayuda siguió retransándose.

Durante los 3 o 4 días siguientes al terremoto cada familia tuvo que subsistir con sus escasos medios, con lo que murieron más personas de las provocadas por el terremoto en sí. Además, a los pocos días del terremoto sobrevino una de las mayores nevadas que se recuerda en España, empeorando la situación. Las primeras ayudas que se recibieron fueron cargamentos de víveres y de mantas. El consejo de ministros presidido por el rey, acordaron abrir una suscripción nacional invitando a todos los empleados del Estado a ceder una parte de sus sueldos el primer día del siguiente mes de febrero, y a que se hiciesen espectáculos y fiestas a beneficio de las comarcas dañadas. Entre las que más destancan está la celebrada el 28 de enero de 1885, un concierto benéfico, organizado por los duques de Fernán Núñez, con representación de artistas del Teatro Real. Al acto asistieron los reyes Alfonso XII y María Cristina y las infantas Isabel y Eulalia, quienes contribuyeron a que la recaudación caritativa de la fiesta fuera mayor.

Durante algún tiempo, a causa de la ayuda que recibió de Cuba para paliar el desastre del terremoto que la asoló y ayudar a su reconstrucción, Ventas de Zafarraya se le conoció como "Nueva Habana"

Ventas de Zafarraya tras el terremoto.

Casas tipo que se construyeron después del terremoto en los diferentes localidades afectadas.

El día en todo el llano a mejorado mucho, pero por la zona de Ventas el tiempo sigue revuelto.

.

Dejamos atrás Granada y nos dejamos caer por la carretera hasta un desvio a derechas, el cual tomaremos para llegar a Periana.

Justo al desviarnos empieza un sube/baja muy gracioso.

Antes de terminar esta primera parte, parada técnica para el avituallamiento, e iniciar el tramo final, que más corto, pero de mucha más dureza por los desniveles a susperar y los constantes sube/baja

La segunda parte del recorrido de hoy parte de Periana y baja hasta el Guaro, para visitar después, Los Marines, Mondrón y Vilo, todo ellos por caminos hormigonados.

Atravesamos Periana y buscamos el camino al arroyo Guaro, camino por el que nos dejamos caer a velocidades más que respetables.

Iniciamos la bajada, de la que por supuesto no tenemos fotos.....

Llegamos al Guaro, el punto más bajo del día de hoy, desde ahí hasta Periana todo va a ser subir, con algunas bajadas, pero pocas.

Todo lo que baja........ pues sube, iniciando las rampas. [pulsar la imagen para ampliar]

Al iniciar el duro ascenso, la cadena se resiente y ¡pom! rotura de cadena. El resto seguimos subiendo mientras abajo quedan arreglando la avería.

Aunque pasamos frio subiendo a Ventas, ahora la subida y la ausencia de aire hace que la temperatura sea muy agradable.

Cualquier sitio es bueno para esperar al grupo.

Y seguimos que esto aun no ha terminado.

Unos chavales nos avisan que el camino que llevamos se corta en un cortijo, al llegar al mismo el dueño nos dice que para las bicis está bueno, pero para coches impracticable.

La verdad es que estaba algo malo por las recientes lluvias.

Otra vez en el camino bueno, ponemos las miras para Mondrón, otra de las pedanias de Periana.

El terreno está tan quebrado debido a los numerosos arroyos que bajan de las sierras circundantes, lo que hace que se suba, se cruce un arroyo y se comience a subir.

Pasando otro de los numerosos arroyos.

Llegando a Moya, tomamos camino para ver los Baños de Vilo, pero el camino aunque corto tenía su "algo".

Arriba en la carretera viendo la hora que era, se decide que para los coches y en otra ocasión veremos los Baños.

Llegamos, montamos y para casita.

Datos básicos de la ruta:

DISTANCIA: 46 kilómetros 110 metros.

TIEMPO EN MOVIMIENTO: 3 horas 23 minutos y 00 segundos.

ASCENCION ACUMULADA: 901 metros.

ALTURA MÁXIMA: 946 metros.

ALTURA MÍNIMA: 303 metros.

VELOCIDAD MEDIA TOTAL: 9.7 Km/h.

Foto de grupo:

Gracias a todos.

 
C.D. de Senderismo y Bicicleta de Montaña " El Pozuelo " Fernán Núñez (Córdoba) [España]